Economía

Sea por anonimato, refugio, informalidad o inflación, el uso de efectivo en nuestro país se ha estado extendiendo por casi el 90% de las transacciones, a contramano del mundo. El Covid y el auge de los medios de pago digitales pueden convertirse en el punto de inflexión de esta modalidad