Notas

Las pruebas de diagnóstico que buscan el coronavirus pueden dar negativas cuando la persona transita los primeros días de incubación (4 ó 5 después de que se infectó) o bien en pacientes asintomáticos después del octavo a décimo día desde que se contagió porque la cantidad de virus oscila y por momentos se vuelve indetectable. Así lo explicó a Télam el bioquímico Fabián Fay, quien "alertó que la detección del virus no es lo mismo que la capacidad de contagio".