Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.chaco360.com.ar/a/29541

Trump o Biden: ¿se va a conocer al ganador la noche de las elecciones?

El histórico nivel de participación anticipada significa que tenemos muchas razones para esperar bastante más que a la madrugada del miércoles para saber quien será el Presidente electo en los Estados Unidos. 

Llegó el día. Martes 3 de noviembre aquellos ciudadanos norteamericanos mayores de 18 años y registrados (a excepción del estado de Dakota del Norte que no requiere inscripción previa) votan por el próximo Presidente y Vicepresidente, un tercio del Senado (33 bancas) y toda la Cámara de Representantes (435 asientos), al tiempo que las elecciones estatales y locales también estarán en disputa sobre distintos puntos del país.

Aunque si somos justos, la elección empezó hace bastante tiempo, el viernes 18 de septiembre más precisamente, cuando 4 de los 50 Estados del país dieron inicio a la votación adelantada (tanto por correo como en persona) en una Nación que, como te contamos en esta nota, para lo que fue la antesala al martes 3 de noviembre, registró al menos un total de 94.315.124 votos. 

Osea que en adición a la pandemia del coronavirus en un país que 230.000 fallecidos después promedia para el día de la fecha entre 70.000 y 90.000 nuevos casos diarios, el histórico nivel de participación anticipada significa que tenemos muchas razones para esperar bastante más que a la madrugada del miércoles para saber quien será el ganador de las elecciones presidenciales. 

Vale recordar que en las elecciones del año 2000 entre Al Gore y el finalmente ganador George Bush, el llamado a las urnas fue un 7 de noviembre ¿La fecha en la que se conoció al Presidente electo? el 12 de diciembre. 

Pero aunque 20 años no es nada, el escenario es bastante diferente y en este caso las demoras podemos pensarlas en lo mencionado anteriormente y lo que posiblemente termine siendo la diferencia entre los Estados “rápidos” y los “lentos”. 

Esto tiene que ver con que, como ocurre desde siempre en los Estados Unidos a lo largo de todo el proceso electoral, el inicio del conteo de votos depende de las reglas propias de cada Estado. 

Como vimos acá, cuando los norteamericanos van a las urnas en realidad están votando por un grupo de funcionarios (los delegados) que conforman el colegio electoral que se reúne cada cuatro años para llevar a cabo la tarea de oficializar, en el mejor de los casos, el voto que provino de las urnas de su Estado. 

En términos muy generales, el número de electores de cada Estado está aproximadamente en línea con el tamaño de su población (más los dos senadores propios de cada uno de los 50 Estados) y una buena mayoría de ellos vota siempre a un mismo partido (ejemplo, los republicanos se hacen fuertes en Texas y los demócratas en California). 

Pero a su vez, hay algunos Estados que suelen tener votaciones más cerradas y ser más intermitentes en cuanto a lo partidario. En ello, hay seis casos bien representativos para este llamado: Florida, Carolina del Norte, Arizona, Pensilvania, Wisconsin y Michigan. 

Entonces, veamos algunos ejemplos: 

Arizona, Florida y Carolina del Norte se muestran bastante propensas a contar la mayoría de los votos de manera “rápida”. Si bien la capacidad de respuesta a los votos por correo no tienen precedentes históricos, han hecho lo mínimo para prepararse.

Michigan, Pennsylvania y Wisconsin, ahí donde Trump consagró su victoria en el año 2016, se han negado las maneras de adecuar el procesamiento y conteo de votos por correo. Se espera un conteo lento.
El riesgo es que en cualquiera de los casos, la perspectiva de la noche del martes 3 de noviembre puede ser errada ¿Por qué? Porque si el voto en persona por ejemplo es más propenso a Trump, la impresión de que el actual mandatario está ganando puede, una vez se cuenten los votos anticipados, puede ser errada. 

Entonces, algo es seguro. Difícilmente Trump pueda ser reelecto si pierde en alguno de los 3 Estados “lentos” por lo que seguramente sea allí donde apunte desde su cuenta de Twitter. 

En esa misma línea, si Biden gana en Estados “rápidos” como Florida o Carolina del Norte, solo un milagro dejaría al demócrata sin la presidencia. Ahora bien, si Trump logra mantenerse con firmeza en estos Estados, la historia recién está por empezar. 

Fuente: Filo News

 
Elegir Localidad  

 

La historia clínica digital será una herramienta de valiosa utilidad para los pacientes ambulatorios en la atención primaria de salud y el hospital de cabecera "Dr. Julio C. Perrando". La tarea en red tiene como fin que aquellas primeras consultas se realicen en los centros primarios de salud y para interconsultas, derivaciones, consultas de seguimiento o de pacientes crónicos se encuentran los consultorios externos del mencionado hospital.

Mundo - Argentina - Chaco

Últimas

El Dólar Hoy

Compra

$ 80,500

Venta

$ 86,500

Última Actualización: 30/11 - 16:56 hs

Más de Política