Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.chaco360.com.ar/a/22682

El uso excesivo de tecnología y las publicidades no dan tregua al avance de la obesidad infantil

Algunas estrategias familiares pueden ayudar a que los chicos coman en forma más saludable y estén en su peso adecuado

El problema de la obesidad

El número de casos de obesidad infantil a nivel mundial pasó de 11 a 124 millones de niños y niñas entre 1975 y 2018. Esta condición está directamente relacionada con un aumento de padecer síndrome metabólico a futuro. No se llega a la obesidad infantil por una sola causa o factor, sino que es a través del conjunto de determinados factores genéticos, mala alimentación y ambientales como es el uso desmedido de la tecnología (tablet, celular, televisión) que influye notoriamente en el sobrepeso debido a la gran inactividad física que conlleva.

Qué sugieren

La OMS sugiere que para que un niño sea saludable debe realizar una hora de actividad física diaria. En nuestro país los chicos no llegan a cubrir ni la mitad de lo pedido.

Sumado al sedentarismo, las publicidades audiovisuales no ayudan e invitan a un consumo de alimentos no saludables. Cabe destacar que no hay casi publicidades de verduras y frutas y sí de bebidas azucaradas y de productos comestibles ricos en sodio y grasa (galletitas, chocolates, papas fritas). Estos dos factores se suman a la pobreza; que en los últimos tiempos dio como resultado que 4 de cada 10 niños hayan sido diagnosticados con sobrepeso u obesidad.

Para evitar que la obesidad infantil siga creciendo se deberán desarrollar estrategias familiares y socialesy más allá de que la alimentación es clave; se deberá hacer hincapié en evitar el excesivo tiempo frente a la tablet.

¿Cómo revertir la tendencia a la obesidad en los niños?

Estas estrategias pueden hacer foco en el consumo controlado de los dispositivos electrónicos, así también como desarrollar actividades físicas, creando un ambiente saludable; no usar la tecnología más de dos horas por día sería ideal. Otras sugerencias, son:

-  Establecer horarios para las comidas diarias, tener claro los momentos del desayuno, el almuerzo la merienda y la cena, y lo más importante hay que intentar que se cumplan en la medida de lo posible. Esto permite prevenir desórdenes alimenticios y malas costumbres.

- Evitar que los niños coman frente a las pantallas.

- El descanso es fundamental ya que el metabolismo del cuerpo utiliza las horas de sueño para recuperarse de todo lo realizado durante el día, entre esto la digestión. Si bien cada organismo es diferente se recomienda un mínimo de 7 horas para dormir bien.

Por Teresa Cóccaro. Licenciada en nutrición. (MN 5705)

Fuente: TN

 
Elegir Localidad  

 

Mundo - Argentina - Chaco

Últimas

El Dólar Hoy

Compra

$ 52,000

Venta

$ 57,000

Última Actualización: 19/08 - 01:00 hs

+ Chaco

Más de Salud